Los Adjuntos De Sus Correos Electrónicos Pueden Viajar a Todas Partes. Su Seguridad Debería Hacer Lo Mismo.

El correo electrónico todavía es la plataforma más usada para compartir documentos. Sin embargo, enviar archivos por correo electrónico fuera de su zona de seguridad es intrínsecamente inseguro. Una vez que se ha enviado un archivo por correo electrónico, el destinatario es libre de hacer lo que quiera con ese archivo: guardarlo para poder abrirlo sin conexión, reenviarlo a usuarios no autorizados fuera de la organización o publicarlo en Internet de forma anónima.

El protector de correo electrónico puede proteger sistemáticamente los adjuntos de correo electrónico en su organización mediante tecnologías de gestión de derechos digitales (DRM) a nivel de archivo para proporcionar a las empresas un modo de controlar y proteger de forma automática los archivos enviados por correo electrónico, incluso una vez desactivado el firewall.

Proteja Automáticamente Archivos Enviados Por Correo Electrónico

El personal de IT ha configurado el protector de correo electrónico para aplicar de forma automática protección de DRM a los adjuntos de correo electrónico enviados a través de la puerta de enlace del correo electrónico de su organización basada en políticas controlables como la de destinatario o tipo de archivo. El protector de correo electrónico coloca los archivos adjuntos en un repositorio de BlackBerry Workspaces controlado por el personal de TI (incluido en esta solución independiente) y reemplaza el archivo por un enlace de descarga en el correo electrónico original.

Seguridad Inigualable Con Una Experiencia De Usuario Fluida

No hace falta que el remitente del correo electrónico altere su rutina. Solamente tiene que adjuntar archivos a sus correos electrónicos y enviarlos del mismo modo que lo hace siempre. La experiencia del destinatario es igual de fluida. Los destinatarios reciben automáticamente el acceso correspondiente para descargar el archivo del enlace incluido en el correo electrónico.

Aplique Políticas De Seguridad De DLP Con El Protector De Correo Electrónico

Los sistemas de prevención de pérdida de datos (DLP) permiten cribar el correo electrónico e identificar qué correos electrónicos pueden suponer una amenaza para la seguridad. El problema es que si detecta que un correo electrónico puede suponer un riesgo de pérdida de datos, ¿sabe qué hacer al respecto? El protector de correo electrónico se integra con soluciones DLP existentes y le permite aplicar seguridad a nivel de archivo basada en sus políticas de seguridad DLP existentes.

Si su sistema de DLP detecta un correo electrónico con información corporativa confidencial, el protector de correo electrónico incorporará políticas de seguridad DRM en el archivo adjunto antes de que este deje de estar protegido por su firewall. El nivel de protección de DRM puede configurarse y puede ser tan abierto o protegido como desee con el fin de ajustarse al perfil de riesgo de DLP.

Por ejemplo, si un empleado envía un adjunto de correo electrónico con números de tarjetas de crédito, diseños de productos no lanzados o el destinatario es un proveedor considerado de alto riesgo, el sistema de DLP lo detecta y puede hacer que el protector de correo electrónico aplique automáticamente permisos de solo lectura al documento y que aplique una marca de agua dinámica con la dirección IP y el correo electrónico del destinatario.

En esta configuración, el servidor de DLP proporciona reglas empresariales automatizadas y detección, y el protector de correo electrónico proporciona el mecanismo de aplicación para estas políticas. Esto permite a las empresas aprovechar las inversiones en DLP existentes y, al mismo tiempo, añadir seguridad de DRM a nivel de archivo a las infraestructuras existentes.

Personalice Políticas De DRM Según Sus Necesidades

BlackBerry Email Protector permite a las empresas configurar políticas de protección de adjuntos de correo electrónico y aplicarlas automáticamente en toda la organización. Los administradores pueden proteger o eximir tipos de archivos concretos, usuarios o dominios enteros.

Personalice el nivel de protección que se aplica a un archivo: acceso al archivo sin límites, descargas con derechos gestionados o visualizaciones solo online. Los administradores pueden:

  • Controlar la capacidad de realizar operaciones del destinatario del archivo tales como acceso, visualización, edición, copia, impresión, descarga y reenvío 
  • Indicar una fecha de caducidad o revocar el acceso a los archivos en cualquier momento; incluso después de que el documento se haya descargado o compartido  
  • Establecer marcas de agua personalizadas para prevenir capturas de pantalla e incluir detalles tales como la dirección de correo electrónico o la dirección IP del destinatario  
  • Utilizar la función Spotlight en el visor online para desenfocar la pantalla excepto en el lugar donde señala el puntero del ratón para que sea más difícil realizar capturas de pantalla 

Cómo Conseguirlo

El protector de correo electrónico puede adquirirse junto a las licencias de BlackBerry Workspaces o por separado a partir de 2,80 € por usuario al mes.